Estas en:Inicio|Según Petroleo|La postura
Estas en:Inicio|Según Petroleo|La postura

Mostrando artículos por etiqueta: La postura

 

Tango Bailado posición correcta: Brazo extendido el izquierdo a la altura de los hombros, cuya mano cierra la de la mujer o compañera, que llena su mano derecha a la altura del hombro, es la que cierra el hombre con su mano.
Cabeza mirando a la izquierda, su compañera a la derecha, mirando la vista, en dirección a las dos manos juntas.
Casi rozando las caras sin tocarse.
Hombros completamente horizontales en ambos bailarines.
Los pechos tocándose ligeramente.
La mano derecha del hombre, los dedos completamente cerrados, sobre la espalda de la mujer, y este brazo enroscado, por debajo del brazo izquierdo de la compañera, para ir al centro de la espalda de ella.
Mano izquierda de la compañera, apoyada sobre el hombro derecho del hombre.
El enlace debe ser perfecto, no se deben separar en lo más mínimo. Cuando danzan juntos, deben mantener la misma distancia, la menor posible entre los dos cuerpos.
De ninguna manera debe soltarse la compañera de los brazos del bailarín, de lo contrario en vez de bailar tango, se hará una fantasía, con el ritmo del tango. Marcar, hacer con esta postura los movimientos que le dicte la música, siempre al compás y el ritmo que determinen los intérpretes, que son los que ejecutan el tango ya sea en 2x4 o 4x8.
Siempre se sale con el pie izquierdo, al hacer la salida, tratar de hacer una figura y después caminar, nunca hacer figuras sobre figuras, sino alternarlas con el caminar.
Tener presente que siempre hay que cerrar después de caminar o frasear o hacer alguna figura.
¿Qué es cerrar? Es juntar el pie derecho con el izquierdo o viceversa, en todas las partes del tango. Se hace esto menos cuando viene la variación, que el tango cambia de ritmo, por eso hay que cambiar de movimientos.
Es de buen bailarín cerrar, es la terminación del movimiento si se cierra el pie derecho con el izquierdo, casi siempre se sale con el izquierdo. Pero si se sale con el derecho, se origina un contraste, en la repetición, es cuando hay que dejar pasar un tiempo, para no obstruir la danza.
No baila mejor aquel que hace o que luce mayor cantidad de figuras o movimientos que otro que danza con un reducido número de ellas, baila mejor aquel que comunica el mensaje, que se desliza con corrección y elegancia, trasmitiendo las emociones que contiene el tema. Siempre, siempre baila bien aquel que comunica las sensaciones, que lleva el ritmo y el compás con exactitud y conjuga elegancia con figuras.
Otra de las características del buen bailarín de tangos es caminarlos pecho a pecho, de frente, con pasos largos, rítmicamente acompasada y después “tranquearlo” que es: los primeros pasos completamente alargados, los pasos siguientes más cortos, siempre los pechos juntos y de frente.

Carlos Alberto Estévez (PETROLEO)

 

 

El tango es una de las primeras danzas del mundo, que se baila enlazada, la posición que tiene en su faz inicial, es de cuerpos completamente pegados, brazo izquierdo del hombre arriba de la cabeza, llevando a igual posición, la derecha de su compañera.
Se mantiene mucho esta forma de tomar, hasta que los morenos la modifican, el brazo izquierdo y la mano, lo bajan pegado a su cadera, izquierda la de pareja igual. El brazo derecho a un costado de la espalda, que sirve para manejar o llevar.
Poco tiempo dura esta forma de tomar, hasta ir a esta otra que era: cuerpos echados para adelante, los pechos apoyándose mutuamente, formando un grado de 351 grados, en la parte inferior de la pareja, lugar que tienen las piernas y los pies, para hacer arabescos y adornos, brazos dimensionados a la altura de los hombros.
Se usó esta forma hasta el año 1930, así hasta llegar a la última que es la que se utiliza ahora: cuerpos enlazados, rozándose ligeramente, brazo izquierdo del hombre, a la misma altura de su hombro, caras mirando hacia el mismo lado.
Nunca se debe desprender o soltar de brazos a la compañera, para mantener la línea de origen, porque si se incurre en esta variación, se convierte en lo que llaman “FANTASIA”
La cabeza de la mujer tiene que mirar a la derecha y la del hombre a la izquierda, en dirección al puño que cierra las manos.
Nunca la mujer debe llevar su cabeza, a la posición de hombro derecho de su compañero, ni su brazo izquierdo, enroscar el cuello del hombre, debe posar en el hombro derecho del compañero.
Estas son hasta el presente las modificaciones, que hubo en la postura, en enlace y la toma, cuando las formas se generalizan, usándolas todos, se hacen normas.

Carlos Alberto Estévez (PETROLEO)

 

La biblia del Tango

  • 1

Sobre Música de Tango

  • 1

Contactarnos

esarzh-CNenettlfrdeeliwitjakoptrutr